Discoteca Freya y Florida funcionaban con energía robada

Así lo confirmó Hidrandina tras detectar conexiones clandestinas, durante operativo inopinado.

El colmo. La empresa Hidrandina realizó un operativo que permitió descubrir el hurto de energía por parte de las discotecas Freya, ubicada en el Sector La Encalada, y Florida, en la Carretera Industrial, cuyos administradores evadían el pago del consumo real de energía, alimentándose de conexiones trifásicas clandestinas.

El personal técnico de Hidrandina evidenció este delito, que tiene como consecuencia el pago por recupero por un lapso de más de seis meses en que Freya venía hurtando energía eléctrica. Se conoció que además mantiene una deuda atrasada de tres meses por el importe de S/ 2,793.90

Por su parte, Florida deberá pagar más de 7 mil soles por la energía robada por más de 6 meses. Igualmente, tienen a la fecha una deuda anterior de 3 meses, motivo por el cual les fue cortado el servicio, optando por cometer el ilícito para continuar funcionando.

Asimismo, se evidenció el riesgo eléctrico en la zona al estar energizada, situación que puede ocasionar accidentes, hasta poner en riesgo la vida de los asistentes a este lugar y la de los vecinos.

Actualmente, Hidrandina ha logrado una sentencia con pena privativa de la libertad efectiva de un año contra un mal usuario, por hurto de energía, y tiene diversos procesos penales en trámite por este delito en las regiones La Libertad, Cajamarca y Áncash.

Por ello, se han intensificado sus operativos, que también representa un serio peligro de electrocución para las personas que realizan la manipulación, aumentando la posibilidad que se generen cortocircuitos e incendios.

Asimismo, se informó que la Policía cuenta con la data de los usuarios que han cometido este mal accionar y, se agravará su situación, cuando tengan que rendir cuentas ante los tribunales del Poder Judicial.

En tal sentido, la instancia jurisdiccional será severa en la aplicación de las sanciones penales a que hubiera lugar, teniendo en cuenta la reincidencia y otros delitos conexos.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *