La LibertadTrujillo

Dueño de bosque donde atacaron a inspectores de la Gerencia de Minas niega responsabilidad

Asegura que no tiene control en su bosque cuya extensión es de sesenta hectáreas y en donde  se detectó bocaminas abiertas. Imágenes e investigaciones demuestran la facilidad de acceso para los mineros ilegales al lugar y el traslado del mineral  robado en camiones  hacia  Huanchaco.

Huamachuco. Diversas evidencias han dado cuenta de lo que realmente sucede en un  bosque de eucaliptos que oculta socavones  y  en donde, precisamente, dos funcionarios de la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos (GREMH) de La Libertad fueron secuestrados y amenazados de muerte por los mineros ilegales que operan en la zona, ubicada en el  caserío de Coigobamba, Huamachuco, provincia de Sánchez Carrión.

El dueño del lugar, Fernando Polo Espejo, envió una carta notarial a la empresa Summa Gold Corporation, titular de la concesión minera otorgada por el Estado,  para eximirse, junto a su familia, de realizar operaciones de minería ilegal y del secuestro ejecutado en su bosque a los funcionarios de la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos (GREMH) de La Libertad.

Asegura que no tiene control en su bosque cuya extensión es de sesenta hectáreas. Señala que ha tomado acciones correctivas. Sin embargo, imágenes e investigaciones demuestran la facilidad de acceso para los mineros ilegales. El material robado es trasladado a Huanchaco (Trujillo)  en camiones, algunos registrados a nombre de entidades bancarias, según la tarjeta de propiedad.

“Mi persona y mi familia no se dedican actualmente a la extracción de mineral aurífero y no tienen responsabilidad por las actividades que se han realizado en las bocaminas. Mi predio tiene una extensión de aproximadamente 60 hectáreas y es imposible vigilar y custodiar todo el perímetro y área. Es probable que hayan ingresado mineros ilegales, los cuales no cuentan con mi consentimiento. Sin embargo, no he realizado de manera directa actos de minería ilegal. Si ha habido una extracción minera ha sido por terceros ajenos a mi entorno”, se lee en la carta.

Fernando Polo Espejo indica, además, que su concesión “Don Chego” se mantiene cerrada por disposición de la Gerencia de Minas. Y que su familia nunca atentó contra la seguridad de los funcionarios secuestrados. Una afirmación posiblemente cierta, pero las informaciones y los mismos inspectores de la GREMH señalaron como culpables a los ilegales que se encontraban en el área del bosque de Polo Espejo.

“Pongo a vuestro conocimiento que existen mineros (ilegales, tal vez) que vienen realizando trabajos de extracción de mineral dentro del predio, lo cual he tomado acciones correctivas para retirarlos de mi propiedad”, señala Fernando Polo Espejo.

Ruta del oro ilegal

Pero lo que viene sucediendo en su bosque durante las últimas semanas demostrarían lo contrario.  Si bien su concesión  “Don Chego”  aparece suspendida en el listado de las inscripciones del Registro Integral de Formalización Minera y  donde aparentemente no hay movimiento. Sin embargo,  hay una evidente y consentida actividad de minería ilegal en zonas de su predio.

Solo así se explica que los camiones entren al bosque Polo durante las 24 horas cargados de material robado de concesiones formales, zona que además está resguardada por personas provenientes de Pataz con armas de fuego.  Asimismo, se habilitan las vías para que transiten hasta la zona de parqueros y puedan retirar el mineral robado.

Salen del mismo lugar donde el asesinado conocido como “Chapana” tenía un socavón que habría sido concesionado por Pedro Polo. Hay imágenes registradas hace dos semanas donde se retiran sus maquinarias que son almacenadas posteriormente en tres locales de Huamachuco.

Los camiones cargados de mineral robado tienen como destino final  Huanchaco (Trujillo) donde hay empresas encargadas de procesar el mineral. Entre ellas se detectó la empresa Nortrujillo. Pero ahora aparecieron dos más donde se estaría dejando la carga: las empresas Ecogold y el Molino Quiroz.   Siguiendo la ruta de algunas unidades se pudo comprobar que los camiones con placa T5M- 834, T7F -917 y BNA- 829 salieron del bosque Polo hacia la ciudad de Huanchaco. Incluso uno de los camiones de placa BNA – 829, sería propiedad de una agencia bancaria, según la tarjeta de propiedad vigente.  El balneario  de Huanchaco se ha convertido en la zona elegida por los mineros ilegales para descargar el mineral robado.

La carta notarial enviada por Fernando Polo Espejo revela que hay actividad de minería ilegal en su predio. Y olvidó señalar que nunca solicitó una inspección de la Gerencia Regional de Minería e Hidrocarburos de La Libertad, ni la intervención de las autoridades en sus terrenos al “no poder controlar la situación en sus sesenta hectáreas”. Los pobladores piden que las autoridades tomen acciones concretas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba