culturaEducaciónTrujillo

El mercado de cigarrillos ilícitos en el Perú es solo del 13 %

Martín Valdivia, investigador principal de Grade, cuestionó el reciente estudio de Euromonitor, que afirma que somos el país con mayor penetración de cigarrillos ilícitos de Sudamérica. Aseguró que ese sondeo no refleja la realidad nacional porque fue elaborado con una muestra muy pequeña. Dijo que las conclusiones de la consultora buscan tumbarse la política tributaria para el control del tabaco.

El mercado de cigarrillos ilícitos en el país producto del contrabando solo representa el 13 % y no el 62.2 % como reveló recientemente un sondeo de Euromonitor, señaló el doctor Martín Valdivia, investigador principal de Grade y autor del estudio “Estimando el Consumo Ilícito del Cigarrillo en el Perú”, elaborado conjuntamente con la Comisión Nacional de Lucha Antitabática (Colat) en el 2021.

Refirió que el estudio de la consultora internacional no refleja la realidad del país porque fue elaborado con un sondeo muy pequeño, que consistió en visitar 9 tiendas y entrevistar a 14 instituciones, entre ellas dos tabacaleras. En cambio, dijo, el desarrollado por Grade y la Colat se realizó con una muestra de más de 1200 consumidores en Piura, Lima y Arequipa y una visita a 400 bodegas.

“Afirmar que el 62.2 % de los cigarrillos que se venden en el mercado nacional son de origen ilícito producto de los impuestos, es querer tumbarse la política tributaria para el control del consumo del tabaco”, sostuvo.

Aseguró que la industria tabacalera desde hace años ha argumentado que el impuesto selectivo al consumo (ISC) a los cigarrillos no es efectivo para reducir el consumo y que, por el contrario, alienta el contrabando al incrementar el precio de la cajetilla, generando una competencia desigual entra las tabacaleras formales y los comerciantes informales.

“En los shocks tributarios del 2016 y 2018 la industria lo que hizo fue trasladar al consumidor un valor superior que el del incremento del impuesto. Por ejemplo, en el 2016, el impuesto al tabaco hubiera significado un incremento de S/ 1.75 en el precio de la cajetilla, sin embargo, la industria lo subió a S/ 2.91, monto que lo asumieron los consumidores. Una situación idéntica ocurrió el 2018”, afirmó.

El investigador principal de Grade recordó que la industria tabacalera ejerce poder monopólico en el mercado peruano, por lo que el mercado de cigarrillos ilícitos no tiene forma de representar una amenaza competitiva. Si fuera lo contrario, dijo, la industria no subiría sus precios por temor a la competencia.

Acotó que, gracias a los shocks tributarios, el Estado hoy cuenta con más recursos para atender las enfermedades provocadas por el consumo del tabaco. Sin embargo, sostuvo, que los S/ 400 millones que recauda aún son insuficientes para cubrir todo el daño que provocan los cigarrillos y que ascendiende a S/ 9 000 millones cada año.

“Es necesario que se continue actualizando el ISC al tabaco para que el Estado pueda contar con más recursos, con mayor razón ahora que han aparecido en el mercado nuevos productos de la industria tabacalera que son más dañinos que los cigarrillos tradicionales”, señaló.

Control fronterizo ineficiente

Martín Valdivia explicó que la existencia de un mercado de cigarrillos ilícitos en el país se debe a que los controles fronterizos, sobre todo la de Bolivia y en menor proporción la de Chile, son ineficientes.

Otras causas, dijo, son la falta de operativos policiales que facilita la existencia de organizaciones criminales, y el fácil acceso a canales informales para su comercialización entre vendedores ambulantes, kioscos y bodegas.

La presidenta de la Colat, Flavia Radovic, señaló por su parte que la manera más efectiva para combatir el contrabando es mediante la adhesión del Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos del Tabaco del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT).

El Protocolo de la CMCT establece para los actos de comercio ilícito infracciones, responsabilidades y los pagos relacionados con incautaciones, así como la eliminación de los productos confiscados.

Por otro lado, cuestionó la presencia del Comité de Tabaco de la Sociedad Nacional de Industrias en la mesa de trabajo contra el comercio ilícito de cigarrillos del Ministerio de la Producción porque contraviene el artículo 5.3 del CMCT, que establece que la industria tabacalera ni sus representantes pueden formar parte de una instancia gubernamental abocada en la implementación de políticas de control de tabaco.

El pasado 15 de junio, la consultora internacional Euromonitor reveló que el Perú es el país con mayor penetración de cigarrillos ilícitos de Sudamérica con el 62.2 %. Le sigue Brasil con 48.8 % y más alejados Chile (18.3 %) y Argentina (16.7 %).

Entre sus conclusiones señaló que la existencia de un mercado de cigarrillo ilícitos en el Perú se debe, entre otras razones, a la alta carga tributaria (65 %) sobre los productos del tabaco que alienta el contrabando.

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba