420 viviendas liberteñas han sido intervenidas para frenar avance del dengue