La Libertad ya tiene el mejor laboratorio del norte