Los ingresos no alcanzan para comprar lo mismo que en el 2019