Gobierno reparte leche bamba de menor calidad nutricional a los beneficiarios del Programa Nacional de Tuberculosis y Vaso de Leche

Se trata de la lata de mezcla láctea marca Bonlé del grupo Gloria, que contiene maltodextrina, aceite vegetal y lactosuero. Cada año el Estado gasta más de 470 millones de soles en la compra de estos productos para los programas sociales. De acuerdo con Digesa, la única leche certificada como evaporada es la de etiqueta morada.

Grave. Gobierno viene distribuyendo a los beneficiarios del programa del Vaso de Leche y a los enfermos del programa de Alimentación y Nutrición para el Paciente con Tuberculosis y Familia (PANTBC) miles de latas de mezcla láctea con maltodextrina, aceite vegetal y lactosuero que generan problemas intestinales, alergias, obesidad y diabetes según especialistas, denunció Jorge Reyes Luján, vicepresidente de la Sociedad Agrícola de Arequipa (SADA)

Dijo que solo en su región, la municipalidad provincial reparte estas mezclas lácteas a 1 500 beneficiarios del Vaso de Leche y a 400 pacientes del PANTBC, para lo cual invierte S/ 740 000 y S/ 1 200 000 para su compra. La empresa proveedora de esos productos es el grupo Gloria.
La lata de mezcla láctea con maltodextrina, aceite vegetal y lactosuero que se distribuye en los programas sociales y en el mercado es la marca Bonlé.
No es recomendable para niños y enfermos de TBC
El lactosuero es un subproducto líquido del queso que no contiene caseína, que es la principal proteína de la leche, pero sí albuminas, grasas y especialmente lactosa. En la industria de alimentos es muy usado para hacer dulces y espesantes para la elaboración de galletas, postres, entre otros
Mayra Garay, nutricionista de Salud en Casa, señaló que los niños menores de un año no deberían consumir mezclas lácteas porque la enzima de la lactosa es muy grande para que su pequeño estómago pueda digerirlo.
“Por la gran cantidad de grasa, algunos niños pueden sufrir de diarreas, flatulencia, incluso vómitos”, sostuvo.
Por su parte, la nutricionista Georgina Ríos, representante de Nutrition Center, dijo que las mezclas lácteas también generan alergias por la presencia de la lactosa, las que se manifiestan con la aparición de pruritos, dolores de cabeza y dificultad para respirar.
Sobre la maltodextrina, Ríos Maldonado afirmó que es un azúcar del maíz o de la papa de rápida digestión que ayuda a reponer la reserva de energía, por lo cual es adecuado para los deportistas calificados y fisiculturistas. Sin embargo, para las personas diabéticas y con problemas de obesidad su consumo es contraproducente, porque eleva los niveles de glucosa y aumenta la masa corporal. Incluso, en experimentos con animales, se ha evidenciado graves daños en el intestino, llegando a inflamarlo.
Mayra Garay indicó que la ingesta de mezclas lácteas debe ser supervisada por un profesional, ya que se ha observado que algunos medicamentos están contraindicados para el consumo del lactosuero.
La especialista resaltó que la mejor manera de consumir leche es de manera natural ya que las propiedades nutricionales de las mezclas lácteas son menores, sobre todo el calcio, importante mineral para la alimentación de los pacientes con tuberculosis.
Según la FDA (la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos), la mezcla láctea es un producto elaborado a partir de la leche entera en polvo, la cual se combina con otros insumos como el lactosuero, maltodextrina, lecitina de soya, azúcar blanca, entre otros, por tanto, no puede llamarse “leche”.
A diferencia de la leche natural que contiene alto nivel de proteínas (caseína y otras), calcio y zinc ideales para la recepción y envíos de estímulos cognitivos, así como para el crecimiento de los huesos y los músculos, la FDA señala que la mezcla láctea no cuenta con los valores nutricionales idóneos para los niños.
En nuestro país, la lata de etiqueta morada es la única que ha sido certificada como leche evaporada por Digesa, ya que es el producto más cercano a la leche natural al cual solo se le ha extraído una parte del agua.
Lactosuero está prohibido en otros países
El expresidente de SADA Justo Díaz Cano Vizcarra señaló que el uso del lactosuero en la producción de leche está prohibido en varios países de la región, como Colombia.
“En ese país el lactosuero solo se usa como insumo primario en la elaboración de otros alimentos de consumo humano”, comentó.
Por el uso del lactosuero en la producción de leche, en Colombia Gloria fue multada con US$ 27 millones y se le obligó a retirar del mercado los productos que contengan lactosuero sin declararlo en las etiquetas.
Cabe señalar que el Perú y Bolivia son los únicos países del mundo donde aún se distribuye leche para consumo masivo poblacional en lata. En los demás países se consume leche pasteurizada (sea UHT u otras) y de galonera.
Para este 2023, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) destinó S/ 70 954 184 para la compra de canastas de alimentos en favor de 28 624 pacientes con tuberculosis en todo el país. Esta cifra equivale a 48 millones de litros de leche fresca que podría haberse comprado a los pequeños ganaderos y de esa forma apoyar su competitividad y avance industrial.
Cada canasta del PANTBC contiene arroz, frijol, harina de plátano, leche evaporada (no es lata de etiqueta morada, sino leche reconstituida), aceite, azúcar, conserva de caballa, entre otros.
Por su parte, el Vaso de Leche cuenta con S/ 400 millones de presupuesto para la compra de hojuelas de avena y leche, principalmente evaporada, lo que podría representar 133 millones de litros de leche de pequeños ganaderos.

En Perú existen 452 000 productores de leche, de los cuales el 85 % corresponde a la ganadería familiar de subsistencia, el 14 % son pequeños y medianos productores y un porcentaje del 1 % está congregado en las grandes empresas.

Gobierno no cumple su propia norma
Desde octubre del año pasado, se encuentra vigente el Decreto Supremo 004-2022-MIDAGRI que dispone el uso únicamente de leche fresca para la elaboración de la leche evaporada. Pese a la existencia de esta norma, y a tener conocimiento de que las mezclas lácteas y las leches reconstituidas no cuentan con los mejores valores nutricionales de la leche fresca, el Midis insiste en comprar estos productos para atender a los programas sociales.

El pasado 5 de junio, el grupo Gloria impugnó ante el Poder Judicial el Decreto Supremo 004-2022-MIDAGRI, aduciendo que se estaba vulnerando el derecho a la libre competencia.

Según Gloria, ellos importan leche polvo porque no hay suficiente leche fresca en el país para abastecer el mercado. Similar argumento utilizó recientemente Qali Warma para autorizar la compra de leche recombinada en lugar de leche evaporada y así atender a 731 000 beneficiarios. Sin embargo, datos del Ministerio de Desarrollo Agrario (Midagri) desmienten que haya falta de leche fresca.

Citando fuentes del Midagri, Nivia Vargas Cabanillas, presidenta de la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (Agalep), afirmó que la producción de leche fresca el 2022 alcanzó los 6 100 000 litros por día, cantidad muy superior a todo lo que la industria láctea requiere.

Datos del Minagri refieren que la industria láctea absorbe el 67.9 % de la oferta total de leche fresca. El resto se destina para la elaboración de quesos y para la alimentación de los ganados.

Gianni Simoni Rosas, ganadero arequipeño, señaló que es un atentado a la salud de la población, sobre todo de los niños, que el Gobierno permita al grupo Gloria seguir vendiendo mezclas lácteas, sabiendo que no igualan el valor nutricional de la leche fresca y que más bien generan problemas de salud.

Jorge Reyes Luján hizo un llamado a los programas sociales a procurar por una adecuada y mejor nutrición y no ir por el mero mercantilismo, y al público en general a no dejarse sorprender por la publicidad engañosa que nos quiere hacer creer que los productos de mezclas lácteas son mejores para la alimentación, y que más bien exijan la única leche evaporada que es la de etiqueta morada por contener los valores nutricionales más ideales para la salud, ya que ella si es leche y es la única que los ganaderos recomiendan.

—————
Mayor información llamar al 054-285890 y preguntar por Jorge Reyes, vicepresidenta del SADA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *