Guillain-Barré: Un síndrome de paraliza y puede comprometer los músculos respiratorios hasta ingresar a UCI

Epidemióloga advierte que en el 80% de casos la parálisis es ascendente; razón por la cual, ante signos de debilidad muscular progresiva es urgente el traslado a un centro de III nivel.
• La Dra. Ana María Burga detalla los signos de alerta, tratamiento y formas de prevención.

El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad neurológica de origen autoinmune capaz de provocar debilidad muscular y parálisis generalizada. Un síndrome que hoy es la razón de una alerta epidemiológica en La Libertad, debido a que si bien siempre existió; 08 casos se suscitaron en solo una semana, y en lo que va del año, ascienden ya a 30.

La Dra. Ana María Burga Vega -Epidemióloga de la GERESA La Libertad y de Clínica San Pablo Trujillo- advierte que si bien se desconoce la causa exacta; este trastorno está asociado comúnmente a una reacción tardía –tras 2 o 4 semanas- de haber presentado una infección respiratoria, como Covid-19 o influenza (gripe); una infección intestinal, causada por el virus de la hepatitis A y B; una intervención quirúrgica, traumatismos, dengue o zika.

También se ha vinculado a la bacteria Campylobacter jejuni –una bacteria que se encuentra en el intestino de las aves- y que ha sido detectado en la muestra de cinco de los últimos ocho pacientes. Razón por la cual, la Dra. Burga cita que la prevención consiste en mantener una higiene adecuada: Lavar bien las aves, frutas y verduras; cocinarlos bien y desinfectar los utensilios de cocina en una solución de 1cda de cloro en un litro de agua.

Sobre el tratamiento, la especialista señala que a los pacientes se les debe administrar inmunoglobulina humana -que son anticuerpos que se obtienen de otras personas- o plasmaféresis, que es un recambio de plasma. Ambos tratamientos ayudan a detener la reacción autoinmune que está produciendo el organismo; sin embargo, lo preocupante es que en el caso uno, cada paciente necesita en promedio 25 frascos de inmunoglobulina, un componente escaso y costoso.

Toda persona está expuesta a enfermar de Guillain-Barré, siendo clave la prevención y atención oportuna. Frente a ellos, la Dra. Burga advierte que si bien los primeros signos de este síndrome son el adormecimiento de manos y pies, es ante la presencia de debilidad muscular progresiva cuando el paciente debe ser trasladado de urgencia a un centro médico, ya que este signo puede escalar a una parálisis ascendente, donde se afectan los músculos respiratorios y el paciente debe ser ingresado a UCI.

En más del 80% de casos la parálisis es ascendente, comenzando en los miembros inferiores; razón por la cual, es necesario que ante signos de alerta el paciente sea conducido al servicio de emergencias de un centro médico de III nivel – como un hospital del MINSA, EsSalud o clínicas como San Pablo Trujillo- que cuenta con UCI y neurólogos para el manejo especializado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *