Impulsarán la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales para Trujillo

El objetivo es migrar del uso de lagunas de oxidación a una PTAR, dijo Mario Reyna.

Promover acciones para concretar proyectos viales, de saneamiento y vivienda, entre ellos la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) para disposición final o reúso en la provincia de Trujillo, fue lo que abordaron el alcalde Mario Reyna y Emerson Castro, director de Proyectos, de Proinversión, y su equipo técnico.

Para esto último, se necesita solucionar un ‘cuello de botella’ que es contar con el terreno de libre disposición, el que es de propiedad de la empresa Manuelita y podría sanearse mediante donación, trato directo o expropiación, considerando que se trata de un proyecto de vital importancia para la población.

Esto también va  a generar un impacto positivo en la imagen de la empresa privada, la que no puede frenar la ejecución de un proyecto tan importante, dijo Emerson Castro.

Esta iniciativa privada cofinanciada, a cargo de Proinversión y el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento -que incluye algo similar para la provincia de Chepén-, tiene prevista una inversión de US$ 312 millones y prevé el diseño, construcción, operación y mantenimiento de la infraestructura para la recolección, tratamiento y disposición final de las aguas residuales.

En Trujillo hay 9 plantas de tratamiento que vienen operando por encima de su capacidad de diseño, por lo que sus efluentes no cumplen con el nivel de calidad  que exige la normatividad vigente, lo que viene generando olores, problemas de salud y contaminación ambiental.

 

En Trujillo centro la solución contempla derivar las aguas residuales a la nueva PTAR Covicorti y su  descarga al mar. La PTAR tablazo se mantendrá a cargo de Sedalib y el resto serán cerradas. Al sur (Moche y Salaverry) la solución prevista prevé derivar las aguas residuales hacia la nueva PTAR Salaverry y su descarga al mar.

En la reunión se indicó que las trabas que se han encontrado, como el saneamiento del terreno necesario, van a generar dificultades que alargarán el desarrollo de la PTAR y que la MPT es un aliado importante para encontrar soluciones.

El alcalde Mario Reyna dijo que el objetivo es migrar de las lagunas de oxidación a contar con una planta de tratamiento en Covicorti y que se harán las coordinaciones con la empresa Manuelita para encontrar una salida a todo esto.

Añadió que con Proinversión y los mecanismo que promueve se viene trabajando en una cartera de proyectos en pistas saneamiento y otros mediante obras por impuesto o asociaciones público privadas, destacando que en esta gestión le pondrá especial atención a la vía periurbana, que comunica con cuatro importantes distritos y en terminales interprovinciales al norte sur y ande liberteño.

 

Lo otro es que estamos trabajando una cartera de proyectos mediante obras por impuestos por S/ 22 millones donde se espera que se sume el Gobierno Regional. “Lo importante es que el beneficio que se logre será para la población de Trujillo”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *