La LibertadTrujillo

Intervienen colegio Indoamericana Covicorti por robo de agua

Control de Pérdidas de Sedalib detectó días pasado el hurto de agua potable en el centro educativo Interamericana Covicorti, ubicado en Los Claveles, urbanización Visa Hermosa de Trujillo. Se trata de una conexión activa de media pulgada que llevaba agua potable con manguera al interior del mencionado colegio, la misma que fue inmediatamente levantada.

En la cédula de Notificación se señala que la instalación, de categoría comercial, ha “sufrido una seria manipulación no autorizada ocasionando el deterioro de la  misma, determinándose un posible intento de instalar un servicio de agua potable o alcantarillado no autorizado por SEDALIB S.A, infringiendo el Reglamento Decreto Legislativo N° 1280 que aprueba la Ley Marco de la Gestión y Prestaciones de los Servicios de Saneamiento, Reglamento de Prestación de Servicios de SEDALIB S:A artículos 104°, 105° y 106° contraviniendo el Código Penal del Perú en relación a los artículos 185, 186°, 195°, 205°, 206°,  281° y 282° y sus implicancias civiles”, incluso penales, que podría llevar a cárcel efectiva en caso de agravantes.

POR ROBO DE AGUA PODRÍAN IR A CÁRCEL

Ante los reiterados actos de hurto de agua potable Sedalib continúa una campaña ciudadana con el objetivo de educar en forma preventiva y sancionadora, si lo amerita, para poner fin a estos delitos que afectan a toda la ciudadanía, mostrando extrema irresponsabilidad. Para ello se busca participación de la ciudadanía, pues juega un rol importante al ser la directamente afectada.

La empresa por su parte está tomando las acciones policiales, legales y económicas que correspondan, señalaron funcionarios de la empresa. Como se sabe, el hurto de agua es delito sancionado por el Código Penal (Art. 185) con su agravante de reconexiones clandestinas que es calificado como Hurto Agravado (Art. 186) ya que el infractor utiliza la destreza, escalamiento, destrucción o rotura de obstáculo o material de las instalaciones, perjudicando a los usuarios y ciudadanía en general. En ambos casos acarrea penas privativas de la libertad, dependiendo de las circunstancias que configuran, casi siempre, agravantes al momento de dictarse la pena.

Además de todo ello, este delito afecta la vida cotidiana de familias y usuarios de la zona, poniendo en peligro la salud pública, como es el caso de personas extrañas intentan efectuar una conexión clandestina, para ello cual rompen la red de agua potable que, por ejemplo, abastecería de agua potable a un hospital, poniendo en peligro la vida de los pacientes. de uno de los más importantes centros médicos de la región.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba