La UCV y el colegio Liceo Trujillo promueven la producción de compost en hogares

 

La Escuela de Ingeniería Ambiental de la Universidad Cesar Vallejo (UCV), campus Trujillo, en colaboración con la institución educativa Liceo Trujillo y el egresado de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia), Franco Centurión, ganador de la iniciativa «Cuidando nuestro planeta, usando compost», auspiciada por la Embajada de Australia, viene ejecutando un interesante proyecto ambiental en la ciudad de Trujillo.

Esta iniciativa se replicó en 22 hogares de estudiantes del Liceo Trujillo. El proyecto en cuestión aplica la técnica Takakura, la cual acelera significativamente el proceso de descomposición de los residuos orgánicos del hogar. Con esta técnica, el compostaje se produce en tan solo 45 días, en contraste con los 180 días requeridos por las técnicas tradicionales de compostaje.

«Este método se basa en la utilización de microorganismos degradadores recolectados a partir de fermentos salados y dulces, combinados con un sustrato madre elaborado a partir de cascarilla y polvillo de arroz”, explicó la Dra. Magda Rodríguez Yupanqui, jefa de la Escuela de Ingeniería Ambiental de la UCV Trujillo.

El procedimiento se desarrolló con la participación activa de escolares, docentes del Club de Ciencias del colegio Liceo Trujillo y con el valioso respaldo de los profesionales y semilleros de investigación del programa de Ingeniería Ambiental de la UCV Trujillo.

“Los alumnos, con el apoyo de sus padres, lograron procesar un total de 2118 kg de residuos de cocina. Y luego de 45 días se obtuvo aproximadamente 1270 kg de compost. Estos resultados demuestran que es viable abordar los desafíos ambientales relacionados con el tratamiento de los residuos orgánicos en Trujillo”, resaltó la Dra. Rodríguez.

Algunos de los resultados arrojados con la ejecución del proyecto es que se ha contribuido a disminuir una emisión de 8.89 toneladas de dióxido de carbono equivalente, contribuyendo significativamente a la conservación de nuestro planeta. Esto indica que las familias tienen la capacidad de manejar sus propios residuos orgánicos de cocina, evitando así la necesidad de llevarlos al botadero El Milagro, lo que a su vez reduce la contaminación ambiental y los riesgos para la salud.

Los planes futuros para este proyecto incluyen su expansión a otras instituciones educativas y comunidades en La Libertad, con la esperanza de que sirva como modelo para abordar los desafíos de la gestión de residuos y la conciencia ambiental en la región.

El proyecto ambiental «Cuidando nuestro planeta, usando compost», destacó en la segunda edición de los Australia Alumni Change Agent Awards – 2023, por su innovación en la creación de soluciones que promueven una cultura ambiental más sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *