Simulacro por El Niño Global deja 4590 damnificados en Trujillo

En Sala de Crisis, en Mampuesto, dieron a conocer los resultados.

Un total de 13707 personas afectadas y 4590 damnificadas, así como 4655 viviendas afectadas, 1352 declaradas inhabitables y 281 colapsadas, dejó como saldo en la provincia de Trujillo el reporte presentado en la Sala de Crisis tras el simulacro por lluvias intensas ocurridas durante El Niño Global.

La cifra está basada en lo que ocurrió durante las lluvias del ciclón Yaku y se registró en el Sistema de Información Nacional para la Respuesta y Rehabilitación (SINPAD), que permite registrar de manera ordenada data para que las autoridades puedan tomar decisiones de manera oportuna, dio a conocer Lucio Rosario Martell, Gerencia de Gestión del Riesgo de Desastres y Defensa Civil de la MPT.

“Siendo Trujillo y otros distritos cercanos vulnerables a este tipo de hechos, es indispensable que estemos preparados. Para eso se hacen estos simulacros”, manifestó en la reunión del comité de crisis, dando conocer, además, que al término del ejercicio había 4885 familias afectadas y 1633 damnificadas, 27 locales educativos y 28 establecimientos de salud afectados, así como 6 heridos.

El Porvenir, con 938 casas afectadas y 161 declaradas inhabitables; y La Esperanza, con 905 viviendas afectadas y 285 declaradas inhabitables fueron los distritos que sufrieron mayores daños durante este simulacro, seguidos de Víctor Larco.

No quizá como queríamos, pero hemos cumplido con la meta. Participaron Defensa Civil de la MPT, el Segat y la población de Mampuesto, territorio donde se realizó este simulacro para capacitar y concientizar sobre los riesgos que una activación de la quebrada San Idelfonso implica.

Se enseñó y ensayó durante el simulacro cómo apilar sacos para que el agua discurra de manera natural. Ante un huaico, no se debe bloquear el recorrido del agua sino dejar que siga su cauce natural, por lo que se conoce como la ‘ruta del agua’.

Esto sirve para desnudar las falencias que pueda haber. Hemos detectado que el Ejército tiene toda la voluntad y energías, pero desconocen cómo llenar y apilar los sacos con arena de manera más rápida y hay que capacitar a la tropa en este tema. Eso es lo que sale de este tipo de ensayos, señaló el funcionario.

Hay una tarea fundamental para reducir los efectos de huaicos: la limpieza de todas las quebradas, las que están con mucha basura y desmonte. Eso va a ocasionar que la ciudad tenga mayores problemas en caso de un huaico. Si las quebradas estuvieran limpias los daños serían menores, añadió.

Si los diques que se están haciendo no son seguros podrían generar más problemas. En la ruta del agua se han hecho diques que van a acumular el agua y si eso no puede soportar la carga esta va a traer más problemas al traer niveles de agua mayores, caudal y velocidad incontrolables, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *