La LibertadMineríaTrujillo

USAN guías de remisión falsas para transportar mineral robado en la región

Policía de Medio Ambiente intervino camión con 26 toneladas de mineral robado en Huamachuco y detectó que ilegales utilizan guías con datos falsos para transportar el material aurífero que termina  en empresas procesadoras de mineral formales en Trujillo

GUÍAS DE REMISIÓN PRESENTADA POR CHOFER DE CAMIÓN

Huamachuco. Las bandas delictivas involucradas en la minería ilegal tienen ahora más de una modalidad para encubrir sus actos ilícitos y burlar  los controles policiales. Han sumado la colaboración de empresas de dudosa reputación para transportar el mineral robado por las carreteras del ande de la región La Libertad.

Un equipo especial de agentes en coordinación con la Unidad de Protección de Medio Ambiente de la Policía Nacional (UNIDPMA)  de La Libertad logró intervenir en Huanchaco (Trujillo)  un camión que transportaba cerca de 26 toneladas de mineral aurífero extraído ilícitamente de un bosque en el caserío de Coigobamba, Huamachuco, provincia de Sánchez Carrión. Lo que llamó la atención a los policías es que detectaron guías de remisión con datos falsos.

Un grupo de agentes desde hace varias semanas han registrado cómo operan los mineros ilegales en un bosque de Huamachuco. Tras un paciente seguimiento, el equipo especial logró identificar a  dos camiones, cuyo destino final fue la ciudad de Trujillo, en donde hay empresas encargadas de procesar el mineral.

A través de imágenes, detectaron que uno de los vehículos con placa TCF- 928 salió en horas de la noche llevando mineral extraído de forma ilícita  de los socavones del bosque de propiedad de Fernando Polo Espejo. Cuando el camión estaba cerca de Huanchaco fue intervenido por agentes policiales de la Unidad  de Protección de Medio Ambiente de La Libertad.

Utilizan guías de  empresas formales

Grande fue la sorpresa cuando el chofer identificado como Hilder Escobedo les entregó la guía de remisión. En la misma se indicaba que el camión llevaba mineral aurífero sin procesar cargado en la ciudad de Pataz, pero, de acuerdo a las imágenes registradas, había sido extraído de Huamachuco.

Es decir, los mineros ilegales estarían usando  a empresas autorizadas para poder transportar su mineral robado en Huamachuco. Los agentes pudieron comprobar que en el lugar, los camiones salen durante la noche del bosque para evadir cámaras y registros. Durante el día acopian el mineral robado y por la noche lo sacan con dirección a Trujillo con guías de remisión que tienen dirección en la ciudad de Pataz.

Y es que según se lee en la ficha de remisión de  la empresa Comercial Jireh,  que pertenece a Francisco Coronel, el mineral fue extraído en Pataz y tenía destino a la empresa Minera Paraíso SAC. La misma está ubicada en la calle Dean Saavedra s/n, Huanchaco  y tiene como gerente general a Melchor Tenorio desde el año 2021. Un hecho que debería ser investigado  por las autoridades correspondientes y  la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos de La Libertad..

El bosque de socavones

 

El mal llamado “pulmón de Huamachuco” es ahora un bosque lleno de socavones. Según denunciaron los pobladores, la proliferación de los mismos se debe a que han empezado a concesionar socavones a los parqueros. Ellos sindican que esto tendría la autorización de Pedro, hijo de Polo, y   un tal  Valverde  La nueva operación, además, incluiría el apoyo del hijo de este último, Heiler, elegido como agente municipal.

Hay dos caseríos en Huamachuco que se han convertido en guarida de los mineros ilegales: Shiracmaca y Coigobamba. En el primero  se almacena mineral robado, cianuro y explosivos. Incluso toman terrenos destinados a la construcción de colegios para almacenar el robo sistemático al Estado.

Y ahora Coigobamba es el segundo centro. La banda de mineros ilegales está volviendo a imponer su voluntad gracias al dinero ilegal. Trabajan sin problemas porque la policía, lejos de intervenir, le ofrecería protección y ahora patrocina a un nuevo agente municipal. La población cuestiona el trabajo de los comandantes PNP Róger Sayritúpac y Antonio Cáceres, por lo que pidieron el cambio del personal policial en Huamachuco y la intervención de las autoridades encargadas en la zona.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba