Venta de vehículos seminuevos se reduce 11% en el primer trimestre del 2024

Como parte del proceso de normalización que se encuentra la demanda de vehículos seminuevos livianos, se ha reportado un descenso en sus ventas a cierre del primer trimestre de este año, así lo señaló Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos  y Estadísticas de la Asociación Automotriz del Perú (AAP) tras anotar que, de acuerdo con la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp), la transferencia de los referidos vehículos se situó en 41,447 unidades en marzo pasado, -18.9% menos de lo que se registró en similar mes del 2023. Asimismo, dijo, durante los primeros tres meses del 2024 se vendió un acumulado de 123,105 unidades, retrocediendo en -11.1% respecto a igual periodo del año pasado.

 

Morisaki recordó que en el 2022 se realizó la transferencia de 607,482 vehículos livianos seminuevos, cifra histórica que significó un crecimiento anual de 19%. “Este comportamiento fue impulsado por los problemas en la producción y distribución global de vehículos nuevos, que convirtió a los vehículos usados como una alternativa atractiva”, anotó. Sin embargo, dijo, corregida dicha situación, el mercado de vehículos seminuevos ha entrado en un periodo de normalización desde el 2023. “En ese momento se observó un descenso anual de -18%, circunstancia que continuaría durante el presente. Sin embargo, a pesar de dicho descenso, las transferencias del primer trimestre del 2024 superaron al promedio observado para igual periodo en los años prepandemia”, acotó.

No obstante, el especialista señaló que existen otros elementos que podrían influir en las ventas en dicho mercado, principalmente la mejoría de las condiciones económicas en comparación a las del año pasado cuando se registró una recesión. “Para este 2024 se pronostica un mayor dinamismo del consumo privado, aunando a menores costos para el financiamiento y presiones inflacionarias contenidas dentro del rango meta del Banco Central”, indicó tras señalar que, “a ello se sumarian los ingresos extraordinarios que recibirá un sector de la población proveniente del retiro de fondos de las AFP y liberalización de la CTS, que le daría un impulso adicional al consumo, particularmente durante el segundo semestre del año, a lo que se agregaría el aumento en los canales de distribución y oferta de los referidos vehículos”. En ese sentido, “en los siguientes meses se espera que las transferencias vehiculares continúen reduciéndose, aunque la caída iría atenuándose paulatinamente”, finalizó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *