La LibertadSaludTrujillo

Atención digna para el asegurado

Por: María Elena Aguilar del Águila

“Somos la primera cara que ven más de 12 millones de asegurados cuando llegan con sus dolencias por una atención y lo menos que les podemos brindar es una atención oportuna, de calidad y sobre todo empática”.
“Este 2024 se comprarán ocho mamógrafos digitales que serán destinados a las redes prestacionales de los Hospitales Almenara y Rebagliati, así como a la red asistencial de Ica”.

He cumplido 100 días al frente del Seguro Social del Perú (EsSalud) y, si bien hasta el momento es el reto más importante de mi carrera profesional, puedo asegurar que lo he asumido con mucho profesionalismo y entusiasmo.

Heredamos el problema de la falta de acceso oportuno a consultas externas, la misma que se agudizó durante la pandemia del COVID-19. La solución de fondo está en el fortalecimiento del primer nivel de atención, por lo que trabajamos para recuperar el funcionamiento de las Unidades Básicas de Atención Primaria, reinstalar el programa de médicos de atención domiciliaria descentralizada y reformular la operatividad de las farmacias vecinas. Asimismo, es necesario continuar con el plan de desembalse quirúrgico.

Trabajamos con mucho viento en contra, como la brecha de profesionales de la salud. Hasta abril del 2022, nos faltaban 8.511 médicos, 6.412 enfermeras y 10.884 profesionales de diversas áreas de la salud. Para revertir esta situación se vienen realizando convocatorias de personal de manera permanente.

Hoy podemos asegurar que EsSalud tiene un abastecimiento de medicamentos en todo el país del 97%, pero esto no es suficiente, pues ese 3% que no está siendo atendido y que son, en general, de enfermedades huérfanas o raras, será cubierto a través de la Central de Abastecimiento de Bienes Estratégicos (CEABE), con compras permanentes de medicamentos e insumos médicos, incluso en algunos casos con un stock para cuatro meses.

A esto se debe sumar que este 2024 se comprarán ocho mamógrafos digitales que serán destinados a las redes prestacionales de los Hospitales Almenara y Rebagliati, así como a la red asistencial de Ica. Paralelamente, se fortalecerán los servicios de salud para el tratamiento de pacientes con enfermedades oncológicas, habilitando moderna infraestructura y nuevo equipamiento. Se trata de la creación de la Unidad de Tratamiento Oncológico en el Hospital Nacional Adolfo Guevara (Cusco), la ampliación del Servicio de Radioterapia con Acelerador Lineal para el Tratamiento de los pacientes oncológicos (La Libertad) y el mejoramiento y ampliación del servicio de diagnóstico por imágenes del Hospital Nacional Adolfo Guevara Velasco (Cusco).

El orgullo de EsSalud es el Programa de Atención Domiciliaria (Padomi), que tiene una población de alrededor de 52.000 asegurados, una cifra que se incrementó con el COVID-19, ocasionando dificultades para brindar el tratamiento oportuno a sus afiliados. Por ello, incrementaremos su flota vehicular a fin de dar cumplimiento a más de 2.000 atenciones diarias.

Ya un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alerta de la situación financiera de corto y mediano plazo de EsSalud. Indica que medidas como la no existencia de topes contributivos para CAS, Minedu y Minsa, las exoneraciones al aguinaldo y gratificaciones de Fiestas Patrias y Navidad, el haber establecido una base mínima contributiva a todos los pensionistas (sistema privado de pensiones y pensión proporcional) y plantear que los hijos de los trabajadores hasta los 28 años también tendrán cobertura médica de EsSalud, entre otras, están generando desequilibrios financieros que afectan el servicio de la institución y golpean a los asegurados.

Ante este panorama haremos frente a dos retos: ampliar la cobertura –hoy solo se cubre el 35% de la PEA ocupada– y recomponer el equilibrio financiero de la institución, cuyos déficits proyectados se podrían reflejar en la calidad de los servicios y en las prestaciones.

Somos la primera cara que ven más de 12 millones de asegurados cuando llegan con sus dolencias por una atención y lo menos que les podemos brindar es una atención oportuna, de calidad y sobre todo empática.

Aprendamos a escuchar mirando a los ojos, dando una sonrisa, porque en EsSalud trabajamos por convicción y por vocación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba