EducaciónLa LibertadTrujillo

¿Cómo cuidar la casa contra inundaciones?

Ante la inminente llegada del Fenómeno El Niño, es importante construir barreras efectivas para evitar la entrada de agua a nuestros hogares, explicó José Luis Neyra Torres, docente de la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad Privada del Norte (UPN), quien compartió una guía práctica en cinco pasos para hacerlo.

  1. Se recomienda identificar las áreas susceptibles en las viviendas y calcular la cantidad de sacos necesarios calculando en la longitud a proteger. El cálculo se realiza considerando las dimensiones estándar de los sacos de arena y una altura adecuada para resguardar puertas o entradas. Además, se sugiere mantener una reserva adicional de al menos 5 sacos para emergencias.
  2. Se aconseja adquirir un plástico que cubra tanto la distancia como la altura necesaria para la protección efectiva.
  3. Es fundamental conseguir arena de río o arena gruesa, de preferencia granular, debido a que su peso garantiza la estabilidad de la barrera.
  4. Se recomienda llenar los sacos hasta un 60% de su capacidad para facilitar su manipulación.

Según la comisión multisectorial encargada del Estudio Nacional del Fenómeno de El Niño, se prevé que el FEN sea un escenario que ponga en riesgo a 18 departamentos, en los cuales podrían desarrollarse lluvias de intensidad moderada a fuerte, en especial en la costa y sierra norte.

En este marco, la Universidad Privada del Norte (UPN) inició “Unidos Frente al FEN”, una campaña preventiva e informativa con la que reafirma su compromiso el bienestar de la comunidad. Esta iniciativa, que se alinea con la campaña nacional «33 Millones Unidos» de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) del Gobierno del Perú, tiene como objetivo compartir contenidos de valor y recomendaciones especializadas para mitigar el impacto de este evento climático.

 

Beneficios de la impermeabilización de las viviendas

Por su parte, Junior Luna, docente de la carrera de Ingeniería Civil de la misma institución agregó que es importante proteger la vivienda de manera integral, no solo para evitar que ingrese el agua, sino para ayudar a reducir el impacto de la humedad en la salud.

“La impermeabilización no solo es una solución durante las lluvias intensas, sino que constituye un pilar para fortalecer la resiliencia a largo plazo», afirmó. Agregó que las reducciones en los costos de reparación y la mitigación del impacto en la calidad de vida de los residentes son beneficios directos de esta preparación.

Para el docente, no solo resguarda hogares, sino que es una herramienta fundamental para mitigar los impactos del FEN, promoviendo una preparación sostenible y una mayor resiliencia ante desafíos climáticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba