La Libertadmedio ambienteMineríaTrujillo

Intentan reabrir socavones donde murieron más de 4 personas

El área colinda con terreno destinado para institución educativa del caserío de Shiracmaca en Huamachuco, donde parqueros traídos desde Pataz tienen su centro de operaciones sin control alguno.

Huamachuco. Nada frena los actos criminales de los  mineros ilegales en el caserío de Shiracmaca, Huamachuco, provincia de Sánchez Carrión, que se resisten a paralizar sus operaciones y mantienen tomado un terreno destinado para la construcción de una institución educativa de la zona.

Los pobladores advirtieron que los ilegales continúan con sus labores e intentan reabrir socavones de la antigua operación de Jorge Espejo Moreno, un exminero vinculado a la minería ilegal,  quien  se vio obligado a parar sus actividades por disposición de la Gerencia Regional de Energía y Minas  tras  las muertes registradas en sus socavones, explotación laboral y el grave daño que causó contra el medio ambiente.

Las autoridades de Shiracmaca sindican a la hermana de este sujeto,  Cecilia Espejo Moreno, quien  habría realizado una nueva entrada hacia los sistemas de túneles construidos por su hermano Jorge, donde fallecieron asfixiadas varias personas. Se trata de una pequeña entrada, fácil de camuflar y de habilitar, la misma que está ubicada en el área del terreno destinado para la construcción del colegio de dicho caserío. .

“Esa señora y su esposo son violentos cuando nos enfrentan. Amenazan hasta con matarnos. Pero cuando llega la Policía se vuelve muda, dice que no entiende. Dice que no se trata de un socavón, que ella está haciendo un pozo de agua”, señalan.  Una explicación difícil de aceptar porque se trata de un socavón que se introduce horizontalmente hacia el cerro  de donde se extrae el mineral.

El agente municipal de Shiracmaca, Oswaldo Alva Polo, lamenta que no puede evitar las actividades ilícitas que estaría realizando esta fémina. Ya fue agredido con piedras y golpes por Clemente Jaime Coronel Valverde, cónyuge de Cecilia, y otras personas cuando realizó una inspección el pasado 14 de junio. Tampoco puede enfrentar a los parqueros contratados para trabajar durante las noches.

Estos sujetos, además de palas y picos, utilizan pequeñas compresoras de aire que son fáciles de introducir por el pequeño acceso, fundamentales para avanzar y encontrar la red de túneles que llevan a la veta.  “La orden es encontrar el acceso a los túneles construidos por el hermano. Es ella la que recibe los materiales”,  según señalan los lugareños.

“El mineral robado es entregado a un tal “Sotelo”, dicen los vecinos de Shiracmaca. Se refieren a un sujeto conocido en la zona por comprar mineral robado, traficar con explosivos y cianuro. Es el mismo que reúne a los parqueros locales y de Pataz para realizar los trabajos nocturnos. Su misión es luego transportar el mineral robado.

Como indicaron los comuneros,  el referido terreno para el colegio  se encuentra en litigio con esta fémina, quien asume el personaje de campesina indefensa  para confundir a las autoridades. Ella recibió un terreno en donación antes de que Jorge Espejo vendiera sus predios por las denuncias en su contra. Y es ahí donde está el socavón que se camufla cuando hay inspecciones del Gobierno Regional o de la Policía. Incluso edificaron una construcción al lado, en terrenos que no le corresponden, para distraer la atención. Y esta, a pesar de haber sido demolida, no le impide a Cecilia Espejo Moreno seguir robándole mineral al estado peruano.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba