La LibertadTrujillo

MPT clausura por 30 días a locales de venta de comida por infringir normas

     En operativos inopinados intervinieron establecimientos del centro histórico de Trujillo, av. Larco y alrededores.

Personal de diversas áreas de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) realizó inspecciones inopinadas a restaurantes del centro histórico y en avenida Víctor Larco e inmediaciones, clausurando temporalmente por 30 días a varios al detectar que no cumplían las normas vigentes.

En el centro histórico, la Subgerencia de Gestión del Riesgo de Desastres intervino a tres locales, clausurando temporalmente por no contar con Certificado de Inspección Técnica de Seguridad en Edificaciones (ITSE) a El Rincón de Vallejo, Calixto y Damasco, hasta que regularicen tal situación.

Parrilladas El Uruguayo, fue clausurado por 30 días debido a que no contaba con certificado de Defensa Civil. Según la ordenanza municipal 003-2008, se infraccionó bajo el código I-114; y el Servicio de Gestión Ambiental (SEGAT) infraccionó con los códigos G-172 y G-173, por altura no reglamentaria de la chimenea y por no segregar de modo correcto sus residuos. La Subgerencia de Salud aplicó la infracción E-132 y E120, por utensilios en mal estado y recipientes de basura incompletos.

En La Res, la Subgerencia de Salud procedió al cierre temporal por 30 días calendario debido a la presencia de insectos en la cocina. Las infracciones aplicadas corresponden a los códigos: E-110, por exponer a contaminación los alimentos; E-121, por presencia de insectos; E-122, debido a pisos y ambientes antihigiénicos; y E-127, por no contar con certificado de fumigación. La Subgerencia de Licencias y Comercialización lo infraccionó con el código B- 312, correspondiente al uso de autorización municipal extendida a persona natural o jurídica distinta para la apertura.

En parrilladas El Cuatrero, el SEGAT infraccionó al establecimiento según la OM 011-2012 con el código G-174 por tener tachos de basura sin los colores reglamentarios.

Parrilladas Buffalo Bill BBq Grill, de urb. La Merced, fue clausurado por 30 días por no tener certificado ITSE vigente (código I-114); y se evidenció potencial riesgo eléctrico.  El SEGAT levantó acta con los códigos, G-172, G-173 y G-174, por altura de la chimenea distinta a 3 metros, incorrecta segregación de residuos y por no aplicar la norma técnica en los tachos de residuos, según las ordenanzas 003-2008 y 011-2012.

El trabajo articulado entre el SEGAT, la Gerencia de Riesgo del Desastre y las sugerencias ediles de Licencias y Comercialización, y de Salud, busca hacer cumplir la normativa sanitaria y municipal, en favor de la comunidad en general.

Los operativos continuaron ayer, en Trujillo Señorial la Subgerencia de Licencias y Comercialización levantó acta con los códigos B-301 y B-399, por no contar con licencia de funcionamiento (50 % de la UIT) y por instalar anuncios y/o publicidad en las fachadas (50 % de la UIT). La Subgerencia de Salud infraccionó con el código E – 120 al constatarse la ausencia de recipientes adecuados para los residuos, por lo que se le brindó al propietario 72 horas para subsanar las observaciones.

En café Amaretto, el SEGAT encontró que no contaba con recipientes para segregación de residuos sólidos, por lo que colocó la infracción G-173; y la Subgerencia de Salud notificó con el código E-120, por contaminación cruzada.

En El Mochica de Doña Fresia, la Subgerencia de Licencias y Comercialización levantó acta con el código B-312, por tener licencia con giro distinto; y el SEGAT sancionó con G-173, por no segregar correctamente los residuos sólidos.

En Salón de Té San Francisco, la Subgerencia de Salud levantó observaciones con el código E-120, al verificar que se carecía de uso de depósitos para los residuos sólidos.

Por otra parte, el restaurant de comida criolla y marina The Gutys, de la calle Julio C. Tello, urb. Los Granados, fue clausurado temporalmente por 30 días. La Subgerencia de Gestión de Riesgo del Desastre aplicó la infracción I-114 al establecimiento por no contar con el certificado ITSE. Se observó, además, que no contaba con extintor en la cocina y los vidrios no tenían lámina de protección ante roturas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba