La LibertadTrujillo

Urgen medidas inmediatas contra el terrorismo urbano

Violencia y ataques a empresas locales va en aumento
La ciudad de Trujillo se encuentra inmersa en una preocupante situación de terrorismo urbano, marcada por un aumento alarmante en el índice de asesinatos y una creciente ola de violencia que ha sumido a los ciudadanos en un estado de constante inseguridad. La situación ha llegado a un punto crítico, generando una profunda intranquilidad, especialmente entre la comunidad empresarial local que ahora enfrenta una vulnerabilidad extrema.
Ante este contexto, el alcalde de Trujillo, Mario Reyna, se pronunció sobre la crisis de seguridad ciudadana. En una declaración pública, Reyna destacó la falta de conductores para las unidades móviles de seguridad ciudadana y anunció la convocatoria para contratar 100 conductores adicionales. Asimismo, señaló que recientemente, se reunieron con la Cámara de Comercio de La Libertad para limitar los mensajes de texto extorsivos, proponiendo alternativas tecnológicas similares a las redes sociales.
En un trágico ejemplo de la magnitud de la situación, la empresa de transportes Tunesa ha sido blanco de ataques reiterados, incluyendo actos de violencia con explosivos en sus instalaciones y el ataque a una persona en su local. Estos eventos no solo amenazan la integridad de la empresa, sino que constituyen un claro atentado contra la seguridad y la paz de toda la comunidad trujillana.
Considerando estos actos como manifestaciones de terrorismo urbano, la empresa envió una carta haciendo un llamado urgente a las autoridades para que tomen medidas inmediatas y extraordinarias, incluso la posible intervención del ejército en las calles, para restablecer el orden en la ciudad. Asimismo, el gobernador regional César Acuña informó que se reunirá con el premier Alberto Otárola, el ministro del Interior Víctor Torres, y el ministro de Defensa Jorge Chávez, para reiterar la solicitud de la salida del Ejército a las calles con el objetivo de contener la ola criminal en la región. «Evaluaremos la salida del Ejército, porque es lo que la población quiere», declaró. La urgencia y la gravedad de la situación subrayan la necesidad de una acción inmediata para restaurar la seguridad en Trujillo.
Se espera que durante la reunión programada para el día viernes 2 de febrero, con la participación del Ministro del Interior, el Gobernador Regional de La Libertad, el Ministerio Público, el INPE y el Poder Judicial, se implementen acciones coordinadas y eficaces para contrarrestar la grave situación que afecta a Trujillo, lo señaló el alcalde de Trujillo, Mario Reyna.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba